Inicio » Información » Modo de empleo de la lana de vidrio centrífuga
Modo de empleo de la lana de vidrio centrífuga

La lana de vidrio centrífuga es un material destacado por su capacidad de aislamiento térmico y por facilidad de corte y manipulación, entre otras ventajas. Este material se utiliza como aislante acústico en edificios y se instala dentro de los muros interiores y exteriores. El modo de instalación más utilizado y más económico puede ser sobre placas de yeso perforadas o sobre placas perforadas rellenas de lana de vidrio centrífuga. Cuando el ratio de perforación supera el 20%, la capacidad de absorción acústica de la lana de virio adquiere su nivel máximo.

Con el objetivo de mantener la integridad de la lana de vidrio centrífuga puede añadirse una capa adicional elaborada con textiles no tejidos, papel de morera, etc. Esta capa se adhiere a la parte posterior de la placa perforada. De igual forma, puede utilizase un tejido de vidrio o una película de plástico para cubrir la lana de vidrio. Los materiales en los que se puede instalar la lana de vidrio pueden ser, al margen de la placa de yeso, placa de cemento, placa de lana de roca mineral, placa de metal, etc.