Inicio » Información » Lana de vidrio centrífuga resistente a altas temperaturas
Lana de vidrio centrífuga resistente a altas temperaturas

La lana de vidrio centrífuga resistente a altas temperaturas es un material de aislamiento térmico fabricando a partir de un fibras de vidrio uniformes, flexibles y finas. Estas fibras se adhieren mediante el añadido de aglutinantes a altas temperaturas y dan como resultado un material ligero y muy resistente.

Aplicaciones
La lana de vidrio centrífuga resistente a altas temperaturas es un material ampliamente utilizado para el aislamiento de componentes y equipos en la industria petroquímica, la industria metalúrgica, así como en centrales de generación de energía y otras instalaciones similares. Este material puede suministrarse con una lámina externa de protección de hierro galvanizado, aluminio, acero inoxidable u otros materiales, según las necesidades de la instalación.

Características
1. Aislamiento térmico

Las fibras que componen este material son uniformes y finas y están organizadas en posición perpendicular a la dirección de transferencia del calor. De esta forma, las tasas de transferencia térmica y pérdida de calor de este material son especialmente bajas.

2. Absorción de sonidos
La lana de vidrio tiene una excelente capacidad de aislamiento acústico y retiene con eficiencia el calor de las calderas y otros equipos similares.

3. Vida útil
La estructura interna de la lana de vidrio resistente a altas temperaturas, con filamentos firmemente adheridos y sin escorias, hace que este material no se deforme ni pierda su capacidad de aislamiento con el paso del tiempo.

4. Resistencia a la corrosión
La composición química de este material incluye una cantidad mínima de iones de cloruro lixiviados, por lo que no provoca corrosión en los equipos en los que se instala.

5. Resistencia al agua
La lana de vidrio resistente a altas temperaturas mantiene su masa, densidad y conductividad térmica después de hervirse durante 96 horas en agua.

6. Hidrofugacidad
La composición del aglutinante y la estructura de los filamentos de la lana de vidrio resistente al calor consigue una elevada integridad en el material y previene que éste se rompa cuando se sumerge en agua o queda expuesto a la lluvia. Una vez que se seca, la capacidad de aislamiento térmico de este material se mantiene al mismo nivel.

7. Estructura ligera
Este material es fácil de instalar y de cortar gracias a su estructura ligera.

8. Resistencia al agrietamiento y a la elongación
Cuando los materiales de aislamiento están sometidos a vibraciones durante un largo periodo tiempo, pierden su integridad debido a que la cohesión entre los filamentos se debilita. Este efecto provoca que el material se agriete y que pierda su capacidad de aislamiento. Sin embargo, la lana de fibra de vidrio resistente a altas temperaturas mantiene su capacidad de aislamiento térmico gracias a la unión resistente de los filamentos en su interior.

9. Sostenibilidad con el medioambiente, salud y seguridad
Los aglutinantes de la lana de vidrio resistente a altas temperaturas están compuestos por sustancias a prueba de incendios, lo que garantiza la seguridad del personal y de los equipos, así como la protección del medioambiente.

Modo de instalación
En primer lugar, suelde los remaches en la superficie de los equipos. Después, ate la lana de vidrio resistente al calor a la superficie del equipo mediante cables de hierro. Si la temperatura del equipo supera los 250℃ es preferible utilizar una capa doble de aislamiento. Tenga en cuenta que las uniones de la capa interna y externa de la lana de vidrio, deben escalonarse, con el objetivo de evitar pérdidas de calor debido a la aparición de puentes térmicos.

Si la temperatura del equipo o componente supera los 400℃, se recomienda utilizar una capa interna de lana de vidrio con silicato de aluminio y una capa externa de lana de vidrio resistente a altas temperaturas. Las uniones de estas dos capas deben escalonarse. Por último, es preciso cubrir la capa de lana de vidrio con otro material, con el objetivo de proteger el aislante.